Blogia
Samper de Calanda

Interrumpido el tráfico ferroviario por una incidencia durante 8 horas

El servicio ferroviario que va desde Reus hasta les Borges del Camp y la Plana Picamoixons quedó interrumpido ayer durante más ocho horas. La incidencia según informó Adif y Renfe, que se detectó a las 13.18 horas, no provocó daños personales y se produjo en la propia estación de Reus a causa de la salida del carril de un eje del tercer vagón de un tren de mercancías que transportaba carbón entre Tarragona y Samper de Calanda, en Teruel.


Para garantizar la movilidad de los pasajeros se establecieron diferentes rutas alternativas. Para los viajeros de media distancia se habilitaron transbordos por carretera de la conexión Reus -les Borges del Camp (línea de Móra) y la conexión Reus-Plana de Picamoixons (línea de Lleida). A partir de aquí el resto de recorridos se podían realizar de nuevo en tren.

Por otro lado los trenes de media y larga distancia de la conexión Barcelona-Reus-Lleida circularon desviados por Valls. También se habilitó un servicio de autobús Tarragona-Reus-Lleida para los viajeros de los trenes de larga distancia que circularon desviados por Valls.

'Estoy harta de ir en tren'

La incidencia de ayer afectó a un total de quince trenes según información facilitada por Renfe y a un gran número de pasajeros. En la estación de Reus ayer por la tarde la situación, aunque controlada, era un poco caótica para los que bajaban del tren y se tenían que apresurar en preguntar cuál era el autobús correcto que les llevaría a su destino, ya que las posibilidades eran varias.


El personal de Renfe y los conductores de los propios autobuses eran los encargados de orientar a los pasajeros, la mayoría de ellos con cara de resignación y de estar viviendo una situación casi cotidiana en los últimos meses. Es el caso de Joana Alòs, de Balaguer y que estudia en Vila-seca «por obligación soy usuaria de Renfe y estoy harta de esta situación, casi cada día estamos igual y los únicos que lo pagamos somos los usuarios». Joana asegura que desde las 15.30 horas estuvo esperando en la estación de Vila-Seca «y ahora que consigo llegar a Reus, tendré que ir en bus hasta les Borges del Camp, después en tren hasta Lleida, pero cuando llegue ya habré perdido el autobús que va a Balaguer. Un desastre».

María Delgado, viajaba desde Barcelona hasta Caspe, después de unos días de vacaciones y ayer se mostraba solidaria con los usuarios de Renfe en Catalunya «entiendo que la gente esté un poco cansada, no es normal que cada dos por tres los usuarios tengan que sufrir retrasos». Según María las averías son cosas que pueden pasar, «pero no tan a menudo, porqué sino la gente desespera».

La previsión del restablecimiento del servicio, según informaba Adif ayer a última hora de la tarde era de las 20.30 horas para los trenes de la línea de Móra y las 22.30 horas para los trenes de la línea de Lleida - La Plana Picamoixons.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres